Compra venta de Bienes usados

Este artículo te ayudará si tu idea es abrir un negocio de bienes usados. Aquí te contamos lo básico que tienes que saber para ayudarte a que te familiarices con los distintos conceptos.

Lo primero que tienes que saber es que la compra venta de los bienes usados se encuadra dentro de un Régimen Especial de Hacienda llamado: “Régimen especial de los bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección”.

Pero como no queremos aburrirte con un montón de datos y leyes nos vamos a centrar solamente en lo más habitual que es la compra-venta de bienes de segunda mano.

Imaginamos que sabes qué son los bienes usados pero por si acaso te pillamos recién levantado con el café en mano o simplemente no lo sabes, comentarte que los bienes usados, siempre de forma general, son los objetos que compras de segunda mano a algún particular para luego volver a venderlos a un tercero.

Otra cosa que tienes que saber es que el IVA en este tipo de Régimen se calcula de una forma un poco diferente ya que al comprar a un particular no vas a pagar IVA pero al vender sí que vas a tener que aplicarlo. Evidentemente hay una forma correcta para pagarle a la Sra. Hacienda Pública sólo el IVA que le corresponde.?

Para hacer esto lo primero es:

Cómo sacar el margen de beneficio

Para calcularlo lo que tienes que hacer es muy fácil: al precio total de venta (IVA incluido) le tienes que restar el precio total de compra. Te ponemos un ejemplo con el que enseguida vas a saber cómo hacerlo:

Ejemplo: Compras un objeto a un particular por 40€ y lo vendes a otra persona por 75€ (IVA incluido); entonces lo que hacemos es tan fácil como lo siguiente:

75€ – 40€ = 35€

Los 35€ es tu margen de beneficio pero claro aquí está incluido el IVA que Hacienda te va a pedir que le ingreses cada trimestre y que le pertenece. Para hacer esto lo que te vamos a enseñar a continuación es:

Cómo sacar la base imponible y el IVA tras determinar el margen de beneficio

Es también muy sencillo y se soluciona con una simple operación matemática. Lo que hay que hacer es separar de tu margen de beneficio la base imponible (que para que nos entiendas es tu beneficio real) y el IVA (que le pertenece a Hacienda). Para hacerlo tienes que coger el margen de beneficio y dividirlo entre 1,21. Siguiendo el mismo ejemplo anterior:

35 / 1’21 = 28’92 €

Los 28’92 son tuyos y la diferencia hasta los 35, es decir los 6.07 restantes son los que tendrás que pagar a Hacienda.

Aquí decirte que podrás deducirte el IVA de los otros gastos que tengas y no sean compras, como el del alquiler, el agua, la luz, etc. y se restará a esos 6’07€ pero eso te lo explicaremos otro día con más detalle. Recuerda que esta reseña es sólo para que puedas empezar a familiarizarte con los conceptos más básicos de este Régimen en particular.

Muy importante y no te olvides de esto, así que ¡toma nota! No te vayas todavía que ya estamos acabando:

Cuando emitas la factura del ejemplo NO hay que desglosar el IVA, sino que tendrás que poner como total de venta en la factura 35 €.

Unos últimos consejos que debes tener en cuenta si estás pensado en empezar este viaje:

  1. Llevar un libro de registro bastante especificado de todo lo que compras y de todo lo que vendes.
  2. En las facturas que emitas deberá aparecer un texto que especifique claramente que están sujetas al Régimen Especial de Bienes Usados o REBU para los amigos.

 

Estas son las características más generales del REBU que debes saber. Aquí os dejamos un EJEMPLO FACTURA REBU, Esperamos que te haya sido útil y ameno y que así nos acompañes en nuestras próximas publicaciones.

 

Un saludo y que la fuerza os acompañe, la necesitaréis si pensáis emprender un negocio, pero en Espacio Asesor estaremos para facilitarte las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *