Transforma tu negocio, consigue la libertad financiera

EL CASO DE PEDRO Y SU NEGOCIO CON FOCO

Un empresario de... ¿éxito?

Pedro tiene una empresa de venta de ropa deportiva al consumidor final fundada hace 5 años. El negocio cuenta con cuatro tiendas físicas distribuidas por diferentes zonas comerciales de Mallorca. Se considera un empresario de éxito, ya que ha logrado crear una empresa de la nada y además la ha hecho crecer a través de muchos años de duro trabajo.
No obstante, Pedro está frustrado . Las ventas han empezado a estancarse y cada vez le supone más esfuerzo obtener resultados positivos a final de año. Por ello, debe estar pendiente de las operaciones diarias del negocio, apagando fuegos continuamente , lo cual no le deja tiempo para llevar a cabo sus tareas de director de la empresa: marcar objetivos a corto, medio y largo plazo, planificar acciones estratégicas, supervisar el desempeño de su equipo y analizar la salud financiera de su empresa, entre otras.
ilustración ordenador hombre

"Quiero recuperar el control sobre mi negocio"

Pedro decidió hace unos meses que era hora de hacer un cambio, ya que su objetivo era tener un negocio que funcione de manera automatizada para poder emplear su tiempo en lo que verdaderamente el gusta. Al fin y al cabo, para eso quiso convertirse empresario, para poder decidir libremente cómo invertir su tiempo y dinero.
Decidí comenzar ese cambio contratando servicios de marketing, ya que creía que lo que necesitaba mi negocio era tener más presencia en internet y una página web que produjese un aumento de las ventas a corto plazo.

Tras una primera reunión con el asesor y habiendo profundizado en mi situación y la de mi negocio, me di cuenta de que el problema real no estaba en el estancamiento de las ventas:

En conclusión, mi negocio había crecido por inercia, sin ningún tipo de planificación, problema que no iba a solucionar con una página web. Por todo ello, decidí contratar una consultoría estratégica integral, donde analizar y trabajar las siguientes áreas: finanzas, recursos humanos, marketing estratégico y branding.
Tras haber analizado todas las áreas de mi negocio, determinamos los objetivos a corto, medio y largo plazo y desarrollamos un plan estratégico con acciones destinadas a alcanzarlos. Un año después, he conseguido un modelo de negocio sólido a través de:

Ahora tengo un negocio sólido, coherente y automatizado que me da la libertad que necesito.

Gracias a ello, puedo dedicar tiempo a tomar decisiones estratégicas sobre mi negocio, tengo libertad para decidir cuánto me implico en el día a día de mi negocio y, sobretodo, tengo tiempo libre para disfrutar de los míos.

Solicita tu primera reunión GRATUITA

Cuéntanos tu proyecto y en qué situación te encuentras. Te daremos los pasos a seguir.